jueves, 23 de diciembre de 2010

Reflexiones

La decisión está tomada, eché los papeles para pedir el erasmus. Hablé con mucha gente, y también recibí varias opiniones aquí en el blog. ¿Cuáles fueron las razones finales? No lo sé, quizá el hecho de pensar en perderme algo que puede ser una gran experiencia tanto académica como personal, saber que me libraré de cosas que no me gustan aquí, pero que lo que realmente me importa estará esperándome cuando vuelva =)

Porque mi gran pasión es viajar y conocer sitios nuevos, porque quiero demostrarme a mí misma que puedo hacerlo sin ayuda de nadie y porque sé que si no lo hago, me voy a quedar con las ganas. 


Ayer pasé todo el día con mi chico, cosa que dados los tiempos que corren nos resulta imposible, tenemos horarios prácticamente incompatibles y nos vemos unas horas los sábados y los domingos, no más, por lo que disfrutar un día entero a su lado es como esas vacaciones tan esperadas =)

A pesar de que no nos vemos mucho, él es quien me da las fuerzas cada día, y quien una vez (y siempre) me demostró que yo le importaba más que nada el mundo y que el uno sin el otro no somos nada. Pero a pesar de eso me ha animado en todo esto de irme fuera a estudiar, porque sabe que es lo que quiero y lo que necesito para saber que querré hacer en mi vida después de terminar la carrera. Sé que aunque me vaya un año, o dos, o cinco, el vendrá a buscarme al aeropuerto y me recibirá con uno de esos besos que paran el tiempo, y que será como si el día anterior hubiéramos estado juntos.

Él está dispuesto a venirse con migo a donde haga falta, porque sabe que mi campo en este país no tiene futuro y que yo (con él, y él con migo) seré más feliz trabajando en lo que me gusta, aunque sea lejos de casa. Pero tampoco hace falta explicar que un hogar no es un lugar, sino unas personas, que hacen que tu vida sea mucho más fácil si estás con ellos, y para mí esa persona es él.

Mi amiga Sil también ha tenido mucho que ver en esto. "No es que puedas irte, es que tienes que irte". Además ella y su chico son mi ejemplo a seguir, tienen una relación a distancia y me demuestran cada día que cuando dos personas se quieren no importa el tiempo que tengan que estar separados si saben que al final estarán juntos de nuevo.

Con estas reflexiones os dejo, espero que tengáis unas navidades geniales. Yo mañana me voy a Salamanca a ver a la familia, seguramente desde allí pueda actualizar, que mis primos tienen Internet.
En cualquier caso, sed buenas, para que los Reyes os traigan salud, dinero y amor (sobretodo).

Un beso enorme, y gracias por leer y comentar =)

1 comentario:

Miss Potingues dijo...

Me alegro de que hayas tomado una decisión y espero que te vaya fenomenal.
Felices Fiestas y Feliz Viaje.

Besos!